LA AVISPA ASIATICA UN PROBLEMA SIN RESOLVER

LA AVISPA ASIATICA UN PROBLEMA SIN RESOLVER

– Se está gastando dinero sin llegar a una solución efectiva.
Cangas, 19 de Noviembre de 2015. – Cangas Decide ha presentado una moción el pasado Martes 17 para que el Concello de Cangas apoye a los apicultores y demás sectores afectados del Morrazo por la proliferación de la avispa asiática.
Sabemos que el protocolo de vigilancia y control elaborado por la Xunta de Galicia no está resultando efectivo ya que no se cumple y presenta múltiples defectos, lo que ha obligado a los apicultores a luchar contra esta plaga con sus propios medios y la inestimable ayuda de Protección Civil. Compran el insecticida, no tienen ni ropa
adecuada ni medios mecánicos propios para su aplicación ni para la retirada de los nidos.
La Xunta de Galicia cuenta con una empresa pública (TRAGSA) que cobra por hacer este servicio, pero que incumple los plazos y metodología para la retirada de los nidos, mientras que el trabajo efectivo lo realizan los apicultores de manera gratuita y voluntaria.
Yolanda Cuadrado alerta que ahora es el momento de planificar las acciones de lucha para los próximos meses, como la captura activa de reinas y localización rápida de los nidos primarios en la próxima primavera, ya que ahora este insecto está a punto de comenzar su hibernación. Es preciso actuar y no esperar a lamentar problemas más graves a la población.
El protocolo de la Xunta de Galicia expira el año próximo pero establece que puede ser revisado en cualquier momento con el fin de mejorar su eficacia. Por ello, CANGAS DECIDE pedirá en el pleno que el Concello de Cangas y si es posible con los otros Concellos del Morrazo se reúna con los apicultores y se solicite una reunión urgente con la Consellerías de medio rural y medio ambiente. El objetivo debe ser buscar medidas más eficaces y ajustadas a la realidad e importancia del problema ya que esta especie invasora no solo afecta a los apicultores, forestales y fruticultores sino que es una amenaza para otras especies autóctonas y genera una gran alarma social.
Debemos cambiar el modelo y que se transfiera a los Concellos estas competencias, en las que la Xunta a través de subvenciones dote a estos de los materiales y medios necesarios. Además, junto con las Asociaciones de Apicultores y
las agrupaciones de Protección Civil, con el asesoramiento de técnicos ambientales especializados, se debe coordinar una labor mucho más eficaz que la actual.